CONSEJOS PARA INTERVENIR CUANDO SE PRODUCE UN DELIRIO

Los delirios forman parte de los llamados síntomas psicológicos y conductuales de la Demencia y pueden producirse en las personas con la enfermedad de Alzheimer. Pueden ser de varios tipos como por ejemplo decir que ha sufrido un robo, pensar que no están en su casa cuando sí lo están, etc…

Estrategias de intervención ante los delirios:

– Transmitir tranquilidad, hacerle saber que estás ahí con él/ella.

– No conviene negar o discutir el delirio, puesto que para él/ella en ese momento es real lo que comenta y puede producir enfado o agitación y empeorar la situación.

– Distraer a la persona, es decir, desviar el foco de atención hacia una actividad o tarea que le guste (escuchar música, hablar sobre algún tema de interés para él/ella, ver fotografías, sugerir que nos ayude en alguna tarea…) o hasta incluso, cambiar de estancia de la casa. De esta manera estamos consiguiendo que deje de pensar en el contenido del delirio y que se centre en lo que le hemos sugerido.

– No dejarlo solo/a cuando se esté produciendo un delirio, debido a que en ocasiones pueden generarle mucho nerviosismo y angustia y pueden asustarse, agredirnos o agredirse ellos mismos.

– Si está muy alterado/a intentamos captar su atención situándonos frente a él/ella, transmitiendo tranquilidad y ofreciéndole nuestra mano. Es importante valorar si puede agredirse o agredirnos.

– Si los delirios persisten mucho en el tiempo o causan sufrimiento, miedo o agitación y nerviosismo hay que consultarlo con el médico.

 

Equipo del área Psicológica de Afa Alicante.

Anterior Post

Siguiente post

Deja un comentario

Marketing Digital. Este proyecto ha sido desarrollado por Grupo Enfoca: Diseño web Alicante